domingo, 3 de julio de 2016

Si vas a Romania ve a Timisoara

Acabo de regresar de unas vacaciones muy especiales en Timisoara. Seguro que ya os habéis enterado si me seguís por Instagram. De echo no puedo decir que sean vacaciones porque es como volver a casa. Siempre me han tratado muy bien. Así que os haré un breve resumen de lo que no os podéis perder en la maravillosa ciudad de Palmisoara, ups perdón, Timisoara. 

Piata Unirii


La plaza de la Unión tiene el mejor ambiente de la ciudad. Puedes ir comer con tus amigos o ya por la noche tomarte una cerveza bien refrescante bajo las estrellas. En esa plaza también se encuentra la catedral católica, por desgracia cerrada en demasiadas ocasiones, y el museo de arte que no tiene desperdicio. 

Piata Unirii - visto aquí

Piata Revolutie


La plaza de la Revolución tiene muchas cosas que hacer o ver. En un lado tiene la gran opera de la ciudad, afortunados son los que han podido asistir a alguno de sus espectáculos. Y justo en el otro extremo se encuentra la gran catedral ortodoxa. Una bellísima obra de arte, tanto por dentro como por fuera. ¿Y en medio? Pues un montón de bares on comerte un helado o tomarte una limonada. 

Piata Revolutie - visto aquí

Muzeu Revolutie


Para los que no lo sepáis, Romania tubo un pasado comunista bajo las ordenes del dictador Ceaucescu el cual murió junto a su régimen en el año 1989. La revolución empezó justo en Timisoara y también se cobro las muertes de mas de 2.000 personas. Todas ellas recordadas en el Museo de la Revolución. Allí también pudimos ver otras revoluciones similares como la Primavera de Praga. 

Muzeu Revolutie


Los parques


Algo que sorprende mucho de una ciudad del tamaño de Timisoara son su parques. De echo las plantas crecen aquí y allí inundándola de verdor. Mi parque favorito es el parque de las rosas, huele francamente bien. El parque más grande es el parque Civil. Y finalmente también os recomiendo el parque botanico. 

Parque Trandafirul

El bastión


A pesar de que la ciudad de Timisoara haya perdido sus murallas, como casi todas las ciudades europeas, aun mantiene algunas zonas donde se puede apreciar el bastión de la vieja ciudad. Hace unos años se restauró y ahora esta lleno de bares y restaurantes de moda.

Bastión


Antes de despedirme contaros un secreto a voces:

Timisoara fue la primera ciudad del mundo en tener luces eléctricas en la calle. 


Y con todo esto nos vemos el próximo domingo!

M5379



2 comentarios: